Jueves, 25 Abril 2013 00:16

Encuentran cadáver de Antonio Pizarro

10-Jun-2010

Una semana después de que fuera arrastrado por las aguas del arroyo Felicidad miembros de la defensa civil y el cuerpo de Bomberos encontraron en la dársena de la Naviera Fluvial Colombiana el cuerpo de Antonio Pizarro Paredes.

Expresamos nuestro reconocimiento a la Defensa Civil, al cuerpo de bomberos, a los medios de comunicación y a todas las personas que lideraron su búsqueda por su apoyo a la familia Pizarro y hacemos un llamado a las autoridades locales para que metan en cintura a las empresas privadas con dársenas que no permitieron el acceso a sus predios.

Exhortamos a la oficina de Prevención y Desastres a que promuevan y dirijan un verdadero esfuerzo integral de prevención, implementando de una vez por todas, un sistema de alerta temprana para salvaguardar la vida e integridad física de los ciudadanos y dotando al Cuerpo de Bomberos del equipamiento que se requiere para este tipo de búsquedas.

Publicado en Noticias

Misión Japonesa

Expertos japoneses visitan la ciudad en 1987 y entregan el proyecto más completo que se haya realizado al respecto, basado en un completo estudio de drenaje urbano; fue así como la Agencia de Cooperación Internacional de la Misión Japonesa, Jica, presentó dos planes a consideración del Municipio, incorporando al área metropolitana: un Plan Maestro de Transporte y un Estudio de Factibilidad para el Distrito de Barranquilla. Este comprendía la solución al problema del alcantarillado pluvial, al igual que unas recomendaciones para instalación de cunetas, canalización de vías (box culverts), mejoramiento en los puntos críticos entre calles (17, 45, 47, 84) y carreras (21, 38, 46, 51B, 54).



Los arroyos de Barranquilla han existido desde siempre y a través de la historia, se han vinculado con el desarrollo urbanístico de la ciudad. De acuerdo con la tradición recogida por Domingo Malabeth, se da por sentado que para la época del nacimiento de la ciudad las barrancas en que se estableció estaban separadas por arroyos poderosos que bajaban las aguas de la sierra del noroeste y las de los altos areniscos del viejo camino de Soledad, hacia una gran ciénaga espaciosa, comunicada con el río.

José Ramón Vergara y BAENA, Fernando, Barranquilla: Su pasado y su presente.