Memoria Histórica de los arroyos de Barranquilla

Al rescate de la memoria histórica de los Arroyos de Barranquilla

Un Colectivo de estudiantes de la IED Marco Fidel Suárez de Barranquilla, viene realizando la segunda fase del estudio bibliográfico y documental que estudiantes pioneros de este proyecto desarrollaron en las instalaciones del archivo histórico de la aduana, a mediados de la década anterior.

Durante la primera fase, los estudiantes fundadores de la Promoción 2006, Jhon Ramos, Carlos Vega Salas, William Barrios Parejo, Julieth Gómez Turizo y Yeiner Urieta Alfaro, consultaron diferentes registros de prensa y documentaron los eventos relacionados con la problemática de los arroyos de Barranquilla, desde inicios del siglo pasado hasta el año 1980.

Los avances de este trabajo, fueron presentados en la ciudad de Bogotá, en desarrollo de la XII Feria de Expociencia 2005.

Recientemente, un grupo de estudiantes de undécimo grado de la jornada matinal, inició la segunda etapa, en la que se sistematizará la información hasta el año 2000. Haciendo clic en el enlace que sigue usted tendrá acceso a un socumento que resume los avances de la investigación.

Estudiantes en el Archivo Histórico de la Aduana
Helkin Nuñez, Director Técnico del Archivo Histórico de la Aduana
y estudiantes del Comarfisu durante la fase de inducción.

Las noticias están estructuradas de acuerdo con la siguiente secuencia:

  • Noticias recopiladas hasta los años 50
  • Noticias de la década del 60
  • Noticias de la década del 70
  • Noticias de la década del 80 (En desarrollo)
  • Noticias de la década del 90 (En desarrollo)
  • Noticias del año 2000 hasta nuestros días (En desarrollo)
Mirar Documento

Tanques de Almacenamiento

Use el agua que drena de su techo. Un techo de 1.000 pies cuadrados puede producir más de 600 galones de escurrimiento por cada pulgada de lluvia que cae en él.

tanque

En un estudio reciente de la Universidad del Norte, sobre el uso de tecnologías sostenibles de drenaje urbano concluyó que los tanques de almacenamiento existentes en casas y edificios y sin uso actual representan una solución efectiva. Su uso permitiría que el caudal pico se reduzca en un 34% para lluvias de baja intensidad y en un 10% para lluvias de alta intensidad. Esto es una cantidad importante para mitigar la peligrosidad de los arroyos. La inversión en esta solución sería mínima, pues los tanques están construidos en gran parte de la ciudad.