Sábado, 20 Abril 2013 17:56

Técnicas de Infiltración

Escrito por
Valora este artículo
(3 votos)

Como su nombre lo indica están formadas por elementos de infiltración que captan el flujo superficial y permiten o facilitan su infiltración en el suelo. Son muy efectivos en lograr reducir los gastos máximos y el volumen escurrido hacia aguas abajo.

Se recomienda emplear este tipo de obras sólo si el agua lluvia captada alcanza a infiltrar antes de la próxima tormenta, y siempre que la infiltración de agua en el suelo no provoque problemas estructurales en él por esponjamiento o exceso de humedad. En ese sistema es necesario verificar que la calidad del agua infiltrada sea tal que no contamine el acuífero o el agua subterránea del lugar.

Entre las alternativas de infiltración de aguas lluvias se destacan:

1. Jardines de Lluvia

image

Son pequeños jardines diseñados especialmente para infiltrar las aguas lluvias de pequeños superficies como techos y patios. Están compuestos preferentemente con vegetación nativa que pueda desarrollarse con las aguas lluvias. Las raíces aportan actividad biológica al suelo, lo que evita la colmatación y mantiene intacta su permeabilidad a través del tiempo.

2. Sistemas de infiltración para viviendas

El proceso de urbanización disminuye las áreas permeables de las ciudades, alterando el ciclo hidrológico. Estos cambios producen aumentos en los caudales máximos de escorrentía y volúmenes de agua superficiales, generando problemas de erosión en los sectores más vulnerables y de inundación y sedimentación en zonas situadas aguas abajo, ya que reciben escurrimientos cada vez mayores.

Una de las alternativas para reducir el impacto de las inundaciones, tratando el problema en la fuente, es la construcción de pozos de infiltración de aguas lluvias, técnica que sirve para reducir la escorrentía generada por las lluvias caídas en superficies impermeables.

En países como Chile se han realizado algunas experiencias con pozos de infiltración, y se han establecido ciertos criterios de diseño, para masificar el uso de estos pozos de infiltración estandarizados en las viviendas de manera tal, que contribuya a la reducción del impacto de las aguas lluvias.

3. Desconexión de áreas impermeables

La Desconexión de Áreas Impermeables, es una estrategia que requiere un enfoque especial en la filosofía del diseño del drenaje urbano. Si bien no corresponde a obras alternativas propiamente tales, favorece el empleo de ellas y se complementa con algunos elementos menores.

Este cambio en la estrategia de diseño dirige las aguas lluvia a áreas verdes, franjas de pasto y/o fosas cubiertas de vegetación. Con este enfoque se logra disminuir la tasa de la escorrentía, reducir sus volúmenes, atenuar los flujos máximos y fomentar la infiltración de las aguas lluvia.

Este es otro elemento importante en la reducción del impacto de las aguas lluvias, el que se puede lograr sin obras especiales, bastando una preocupación en las etapas de diseño de las urbanizaciones. Aunque esta práctica tiene mayores efectos sobre las pequeñas tormentas es muy efectiva en la reducción de los efectos globales de las aguas lluvias durante el año.

4. Pozos de infiltración

image

Los pozos de infiltración consisten en excavaciones normalmente cilíndricas de profundidad variable, que pueden estar rellenas o no de material y permiten infiltrar el agua de lluvia directamente al suelo en espacios reducidos. Esta técnica tiene la ventaja de poder ser aplicada en zonas en las cuales el estrato superior de suelo es poco permeable, como es el caso de zonas altamente urbanizadas, o de superficies del terreno impermeabilizadas, pero que tienen capacidades importantes de infiltración en las capas profundas del suelo.

El funcionamiento hidráulico de estas obras puede resumirse en tres etapas, la primera es el ingreso del agua proveniente de la tormenta al pozo de infiltración, la que se puede efectuar a través de la superficie o desde redes de conductos. Una vez que ingresa al pozo, el agua se almacena temporalmente, dependiendo de las características de la tormenta y del suelo, para posteriormente ser evacuada mediante infiltración.

Los objetivos principales son:

  • Disminuyen el caudal máximo
  • Disminuyen el volumen escurrido
  • Recargan la napa de agua subterránea

Es posible combinar los pozos de infiltración con otras alternativas, tales como estanques de retención, zanjas de infiltración y estanques de infiltración, lo que permite obtener la capacidad de almacenamiento suficiente y aumentar la infiltración.

Desde el punto de vista de la forma en que evacúan el agua se denomina pozo de infiltración cuando el agua sale del pozo a través de estratos no saturados del suelo, es decir cuando la superficie del agua subterránea se ubica bajo la base del pozo, de manera que las aguas lluvias se filtran en el suelo antes de llegar al nivel del agua subterránea. Si la napa de agua subterránea se ubica sobre el nivel del fondo del pozo, de manera que la evacuación de las lluvias se realiza directamente al agua subterranea, se denomina pozo de inyección.

Una desventaja es que pueden presentar problemas de colmatación al retener las partículas finas presentes en el agua, para lo cual se requiere una mantención durante la vida útil. Otra desventaja es el riesgo de contaminación de la napa, Cuando exista riesgo de contaminación, no son aconsejables los pozos de inyección, ya que drenan directamente a la napa y no existe una capa de suelo que ayude a reducir la contaminación. Los pozos de infiltración tienen una capacidad de almacenamiento limitada, dependiendo del nivel de la napa.

Visto 35274 veces Modificado por última vez en Martes, 14 Mayo 2013 01:51

Superficies permeables

Reemplace las superficies de concreto o asfalto por superficies permeables. Usted puede utilizar adoquines o ladrillos para los patios, pasillos, y caminos de acceso. El agua puede filtrarse hacia abajo en los espacios entre los ladrillos individuales, reduciendo así la cantidad de escorrentía.

Permeable

Si un área debe ser pavimentada, utilice asfalto poroso o concreto permeable, esto permitirá que una fracción de la escorrentía se infiltre en la tierra.